22. Febrero 2015 - 16:34 | Jordi Hernández | Comparativas
NMS

Los éxitos conseguidos por el PCX 125 en el ámbito europeo son innegables; de hecho, el pequeño Honda se ha coronado el scooter más vendido el pasado año en el Viejo Conti­nente, lo que ha provocado el desconcierto de algunos rivales que han visto en su atípica filosofía un filón que también ellos podrían explotar. La baza de Honda con este modelo ha sido la de crear un scooter urbano tecnológicamente avanzado de estilo relativamente económico, tamaño muy compacto, manejable y con un diseño diferente, al que en su lanzamiento muchos tacharon de muy atrevido y poco acorde con los gustos de los usuarios europeos. Obviamente, se equivoca­ban...

Quizás uno de los aspectos más interesantes del PCX es que equipa, a partes iguales, una tecnología muy avanzada como por ejemplo con su conocidísimo sistema Idle-Stop de paro al ralentí, con detalles tan poco habituales y realmente desfasados hoy en día como el freno de trasero de tambor. Esto, junto a que es fabricado en Taiwán, ha permitido al PCX llegar a los mercados europeos con un precio muy competiti­vo, nada que ver con los productos que nos llegan de Europa o Japón del mismo fabricante.

Uno de los primeros en darse cuenta del tirón del PCX ha sido Yamaha, necesitada, por otra parte, de refor­zar o completar su gama de scooters 125 con alguna novedad relevante.

Para hacer frente al PCX 125, qué mejor que echar mano de su principal rival en su país de origen, el allí llamado Yamaha SMAX 155, que llega a nuestro mer­cado con los retoques estéticos de rigor; una estética acorde con los gustos europeos, la necesaria dismi­nución de cilindrada hasta los 125 c.c. y renombrado Majesty S 125, que recupera de este modo un nombre con mucho más tirón y reconocimiento en Europa.

RIVALIDAD MÁXIMA

A la hora de enfrentarse al exitoso PCX, Yamaha ha tomado muy buena nota de cuáles son los puntos fuertes y débiles de su oponente; de hecho, si obser­vamos a ambos con mucha atención, apreciaremos que el Majesty S ha intentando equipar lo que para muchos usuarios falta en el scooter de Honda. Una de sus principales bazas es la existencia de la plataforma plana; seguramente, uno de los detalles más buscados en un scooter de este tipo por los usuarios de toda Europa, ya que no sólo aporta un confort de marcha superior, sino que también potencia la faceta funcional del modelo aportándole una mayor capacidad de carga para objetos que, por su tamaño, normalmente no podremos guardar en sus cofres.

Otro de los aspectos que ataca directamente a la línea de flotación del PCX es que el Majesty S llega con dos frenos de disco. Delante monta uno de 267 mm con pinza de dos pistones (unos milímetros más grande que el de su rival), pero es que en el eje posterior equi­pa un segundo de 240 mm con pinza de un pistón que deslumbra a los futuros compradores frente al espar­tano tambor monoleva de 130 mm del Honda, aunque se complemente con un sistema de frenada combi­nada mecánica. Gracias a ello, el Yamaha se muestra como un mejor frenador, que supera a su oponente no sólo por una mayor potencia y mordiente, sino tam­bién por un tacto de una calidad un poco mejor para dosificar la frenada a nuestro antojo.

A pesar de ello, no penséis que el PCX 125 ha dicho su última palabra, pues no debemos olvidar que se ha renovado recientemente para consolidar aún más su liderato, goza de unos argumentos excelentes en el día a día y, aunque pueda parecer que el Yamaha ha aterrizado pegando muy fuerte, va a necesitar mucho más para conseguir que el scooter de ala dorada dé su brazo a torcer. Obviamente en Yamaha lo saben y no han dudado en crear un modelo a la altura de las cir­cunstancias, aunque para ello hayan tenido que seguir una filosofía prácticamente igual a la de su contrario. Y es que no hace falta ser muy observador para, salvan­do las diferencias, darse cuenta de que las similitudes entre ambos modelos son realmente muchas.

Páginas

Más información

Yamaha NMax 2015, un scooter con distribución variable de válvulas

27.01.2015 | Noticias
Yamaha acaba de mostrar su nuevo scooter de la saga Max, el NMax, un scooter GT que esconde una novedad mecánica de peso...
 
True Adventure - Episode 3 / The Return to Dakar

Honda recupera el espíritu del Dakar con la True Adventure

18.02.2015 | Vídeos
La firma de la ala dorada nos trae el tercer "teaser" de la sucesora de la Africa Twin con imágenes de la CFR 450 Rally en su aventura en el Dakar 2015.
 

Comentarios de Facebook